Fundamentos didácticos de los materiales y la metodología.

Tipo de alumnado

El alumnado del módulo de FOL, tanto en grado medio como en superior no tiene conocimientos previos sobre la materia, o estos son escasos. Así, el punto de partida es un alumno aprendiz o novato.

Instrucción directa

Dado el carácter de aprendiz inicial del alumno, la primera toma de contacto con un nuevo contenido se realiza mediante exposición del profesor, o lectura preparada para las características del alumno. Se intenta partir de los conocimentos previos del alumno mediante preguntas iniciales orales o escritas, que activen la memoria y permitan conectar el contenido con situaciones comprensibles de acuerdo a su experiencia. Durante las explicaciones se pide a los alumnos retroalimentación sobre preguntas con desafío cognitivo para favorecer la asimilación, activarles y verificar la comprensión.

Teoría de la Carga Cognitiva

Se tiene en cuenta el modelo de memoria de la TCC. El primer contacto requerirá un esfuerzo cognitivo importante que puede saturar su capacidad (memoria de trabajo), por lo que la exposición o lectura de nuevos conceptos se realiza con un número limitado de ideas nuevas y en la medida de lo posible con una exposición narrativa, interrelacionada o con secuencia lógica de sus partes. En caso de que el contenido sea una acumulación de datos sin interrelación clara, se proponen reglas memotécnicas para facilitar la memorización.

Práctica del recuerdo (Retrieval Practice)

Siguiendo con los presupuestos de la TCC, la información manejada en la memoria de trabajo se olvida con rapidez, por lo que es necesario una revisión habitual de lo visto para que el conocimiento pase a la memoria a largo plazo. Para ello se utilizan cuestionarios y sesiones específicas de práctica durante todo el curso que permitan el recuerdo de lo visto en sesiones recientes, pero también durante todo el curso.

Actividades de búsqueda

Incluso una didáctica que utilice la práctica del recuerdo, en un módulo con gran cantidad de contenidos, es necesario pensar que parte de ellos se olvidarán. Además al ser gran parte de ellos contenidos legales están sujetos a modificación.

Por ello es objetivo de aprendizaje el manejo de fuentes legales de información, que permita al alumnado acudir a ellas en el futuro para recordar bien los detalles. Para que esto funcione requiere lógicamente que el alumnado mantenga a largo plazo conceptos básicos que facilitarán su aprendizaje autónomo.

En el futuro el alumno buscará la información laboral que necesita, y empleará para ello su memoria de trabajo. La capacidad de esta memoria de trabajo estará determinada por la información relacionada que conserve en su memoria a largo plazo. Cuantos más conceptos relacionados recuerde, mejor será su comprensión de la nueva información buscada.

Las búsquedas se ajustan en su complejidad a su competencia en el manejo de fuentes y conceptos previos.

Por ejemplo, es importante que conozcan, y por tanto insistir, en la relación entre Leyes, Convenio y Contrato para manejar esas fuentes de información correctamente y puedan comprender bien su situación.

Exámenes

Tras trabajar habitualmente cuestionarios teóricos y prácticos, en los que se permite la colaboración entre el alumnado, se realizarán exámenes sobre contenidos de manera individual.

Estos exámenes serán evaluados en casa por el propio alumnado, y evaluado y calificado por el profesor.

Del resultado se obtendrá información para tomar decisiones sobre la consolidación y el método empleado.